Ruta: Epifanio-Fuente Elvira-Samán

Interés:

Desde la ruta se pasa por la proximidad de la entrada al túnel ferroviario y se tienen buenas vistas de la estación internacional. La ruta cruza en varios puntos los tramos finales de los encauzamientos de los barrancos de Picaubé, Epifanio, Cargates y Samán. Estas obras de encauzamiento permitieron desarrollar la plataforma donde se encuentra la estación internacional y todos los edificios anexos.

En el extremo sur de la ruta se encuentra la "Línea P" de búnkeres que tenía por objeto servir de línea de defensa para una hipotética invasión militar francesa. Existe una señalización temática en el entorno en relación al tema. También podremos observar, en el descenso por el barranco de Samán, la tubería forzada del "Salto de Ip" por la que asciende o desciende el agua en función de las necesidades eléctricas de cada momento.

Se trata de una ruta por la que visualizamos y podemos aproximarnos a una importante concentración de muros de estabilización del manto nivoso y podemos acceder a numerosos diques vacíos. Son interesantes tanto la aproximación a los diques secos sitos en los cauces de los barrancos de Epifanio y Samán, accediendo a ellos por sendas de aproximación que parten de la ruta principal, como la importante concentración de muros de mampostería ejecutados in situ en la cabecera de ambos barrancos y en el de Cargates, también accesibles desde esta ruta.

Los diques vacíos son impresionantes infraestructuras de mampostería realizadas sin maquinaria pesada en los propios cauces, constituyeron en su día una genialidad discurrida y ejecutada de forma pionera en Europa por los Ingenieros de Montes españoles. Desde los diques vacíos y su entorno se observa la acción de los aludes manteniendo con sus desprendimientos canales desprovistos de vegetación leñosa adulta entorno a los barrancos y depresiones del terreno.

También se transita muy próximo y se tiene acceso a la mayor parte de los muros de contención ejecutados en la parte superior de los barrancos de Cargates, Epifanio y Samán. Hay verdaderas joyas de la ingeniería civil de la primera mitad del siglo XX, cuando España estaba a la vanguardia europea en la ejecución de este tipo de obras. También se observan en las proximidades puentes de nieve.

En la misma ruta descubriremos el papel de la cubierta arbórea en la protección contra los aludes en unas laderas cubiertas mayoritariamente por pino silvestre. Destaca también la presencia de masas de pino negro en las cotas más altas y terrenos más expuestos con su porte más cónico y recogido que el pino silvestre. También encontramos masas de haya y otras frondosas en ambientes más húmedos y finalmente destaca la presencia de masas repobladas de alerce en la cuenca del bco. de Samán. Se trata de la única conífera europea de hoja caduca. Esta especie exótica solo la encontramos en el pirineo aragonés formando masas adultas en el término municipal de Canfranc. Es muy interesante observar los múltiples ejemplares de árboles que presentan la curvatura característica en su base, debido al empuje de la nieve en sus edades tempranas, dando lugar a esta deformación permanente. Otros ejemplares, al abrigo de los individuos superiores o por su situación orográfica, se han salvado de esta deformación.

Pasaremos próximos a dos viveros volantes de producción y aclimatación de planta forestal y edificaciones auxiliares de apoyo a los trabajos de esa época que están de forma mayoritaria en ruinas. En caso de lluvias solo podremos protegernos en dos refugios el de la casita blanca y uno, de pequeñas dimensiones, sito entorno al paraje de Buenavista.