Ruta: Praderas y Búnkers de Picaubé

Interés:

Al inicio de la ruta se pasa por la proximidad de la entrada al túnel ferroviario y se tienen buenas vistas de la estación internacional.

Todo el recorrido transcurre por la ladera de umbría bajo un denso bosque de coníferas intercaladas con algunas frondosas. Por ello las vistas al valle sólo se obtienen al llegar a la parte más alta de la ruta propuesta, en el entorno de los búnkeres de la pradera de Picaubé. En la primera zona de búnkeres hay un mirador con vistas de la parte sur del valle, contemplando el núcleo de Canfranc Estación–Los Arañones desde arriba, así como la cuenca del barranco de Estiviellas en frente; mientras que la segunda zona de búnkeres (situada al final de la pradera), ofrece unas magníficas vistas sobre la parte norte del valle, con una vista aérea sobre el Coll de Ladrones. Los accesos a los búnkeres están bien acondicionados, permitiendo realizar un pequeño recorrido circular en el primer grupo de los mismos, y alcanzando otros dos al fondo de la pradera, bajando por el bosque de pino. Todas estas estructuras defensivas militares no fueron usadas nunca, y actualmente se encuentran en buen estado. Cada búnker es diferente, tanto en forma, como en capacidad, vistas, etc., todos ellos de gruesas paredes de hormigón.