Ruta: Ibón de Iserias-Collado de la Moleta

Descripción:

Se trata de una ruta circular que asciende desde el Coll de Ladrones, por La Canal de Izas, hasta el Ibón de Iserias y posteriormente hasta el collado de la Moleta. El descenso se propone realizarlo por la fuente Elvira y el camino de Picaubé. Se parte de Coll de Ladrones siguiendo las marcas blancas y rojas del GR 11 que ascienden por el entorno conocido por La Cantalera, caracterizado por la abundancia de derrubios rocosos, que se encuentra en la entrada natural a la Canal de Izas. La senda tiene una pendiente algo exigente y encontramos tramos de ruta algo pedregosos. Superada la entrada entre roquedos, el valle se abre y domina el tapiz herbáceo. Avanzamos por la margen izquierda del barranco de Izas por una senda de tierra con moderada pendiente hasta alcanzar un enorme bloque de forma cúbica, en un punto desde el que se contempla a nuestra izquierda La Cascada de las Negras o Cascada Divina. Tras pasar este bloque debemos tomar una senda, que en sus inicios no es muy evidente pero que está muy marcada posteriormente, que asciende por la vertiente norte del valle haciendo un intenso zigzag para moderar su pendiente. Cruzamos así varios canales de rocas y aludes para avanzar entre unas gradas con dirección noroeste hasta llegar al pequeño refugio de Vuelta de Iserías. Desde este punto nos dirigiremos hacia el sur ganando paulatinamente altura por la parte superior de la grada. Al ganar altura ganamos vistas del valle y finalmente del Campanal de Izas. Llegamos finalmente al Col de Latrós desde donde descendemos al ibón de Samán o Iserías.

Se propone la vuelta por el collado de La Moleta con la posibilidad de ascender al pico de La Moleta. Para ello bordearemos el ibón por el oeste y ascenderemos por las sendas más o menos marcadas en el terreno y siguiendo los mojones de piedra para ascender al collado visible situado al norte del pico de La Moleta. En la mitad inferior la ruta asciende por la margen derecha del barranco y en la mitad superior por la margen izquierda del mismo hasta alcanzar el collado. Es un tramo exigente físicamente pero sin dificultades técnicas. Para ascender al pico de la Moleta desde aquí seguimos muy próximos a la línea de cresta y ascendemos por la cara suroeste del pico, donde es accesible. Para volver desde el collado de la Moleta descenderemos con dirección oeste por el límite de cambio de vertiente hasta alcanzar y seguir un camino con amplio zigzag. Posteriormente en un cruce optamos por coger la alternativa hacia la derecha para alcanzar la caseta de Buenavista.

Desde este punto seguiremos un camino marcado en amarillo y blanco que nos lleva en primer lugar hasta Fuente Elvira, donde contemplaremos una gran cantidad de muros de piedra de estabilización del manto nivoso. Descenderemos posteriormente hasta la caseta del Vasco y en sus proximidades cogeremos el camino hacia Picaubé que sale hacia el norte. El camino avanza al pie de cantiles y tiene algún tramo algo expuesto donde se han instalado sirgas para asegurar. Llegados a la pista nos dirigiremos hacia un área de búnkeres al norte desde donde sale una senda de pendiente vertiginosa que nos permitirá retornar a Coll de Ladrones, si hemos dejado el coche allí. Este último tramo es muy duro para rodillas y tobillos por la fuerte pendiente, existiendo la opción de descender por la pista hasta la Caseta Blanca y posteriormente desde allí seguir el camino que desciende al inicio de la pista de Coll de Ladrones.